Tu espacio de expresión.


    Relatos de Luchy Rct

    Comparte
    avatar
    Luchy Rct

    Vivir, no solo existir.


    Entró el : 10/02/2010
    Mensajes : 28
    Edad : 25
    Femenino xP

    Relatos de Luchy Rct

    Mensaje por Luchy Rct el Dom Feb 14, 2010 7:40 pm

    Demencia.


    Estaba escondido entre todos los equipajes del último vagón de un viejo ferrocarril. No era novedad el que me infiltrara en un tren para poder viajar sin necesidad de tener dinero.

    Sé que muchos pensarán que esto es absurdo, es decir, un billete de tren no cuesta más que cuatro monedas no importa el destino. Pero no tengo esas cuatro monedas, no poseo entre mis pertenencias ese material al que se lo denomina dinero.

    Si se lo piensa con atención, es el objeto más valioso del mundo y el que más problemas trae consigo. No cuesta nada fabricar una moneda, pero cuesta conseguirla.

    Soy víctima de este poder que maneja al mundo. Soy un ser que vive de su charango* y de las limosnas, de la demencia de los que me rodean y de la mía propia.

    Me acomodo entre tantos equipajes, al mismo tiempo en que me pregunto que abra dentro de ellos. Lucho contra esas ganas, soy un vagabundo no un criminal. Pero a veces la mente nos juega en contra, y maneja nuestros impulsos como piezas de ajedrez. A veces piensa los movimientos y otras veces no.

    La venzo. Si, si. Logro contener mis ganas, pero necesito descargar esas emociones que me están quemando por dentro.

    Suspiro frustrado.

    Me arreglo los guantes de lana gris llenos de agujeros, y acomodo mi charango entre mi hombro. Pongo mis manos en la posición adecuada entre las cuerdas y comienzo con mi canto.

    No es un canto agradable, mis cuerdas vocales no se acoplan al ritmo de la melodía. Descanso mi cabeza en la pared del vagón y escondo mis pies desnudos bajo una maleta de tela oscura. Me dejo relajar.

    Ya mis manos se cansan de tocar, por lo que dejo mi única regalía. La apoyo en el suelo junto a mí, me quedo en silencio y trato de imaginar algo que me distraiga, pero no puedo. Al menos no sin una dosis marihuana.

    Busco entre los agujereados bolsillos de mi chaqueta, hasta que mi mano choca contra una bolsita de hierva. Se que es de idiota mi reacción, pero en mi mundo es lo único que hay.

    Me dejo llevar por mi adicción, y caigo en la demencia. Mi mente empieza a crear distintas imágenes, pero me concentro en sólo una. Una que no tiene una figura definida, pero que llama mi atención. El espíritu esta envuelto por una espesa capa de humo blanco, igual a la que se ve en el vaticano cuando es elegido el nuevo Papa.

    La espesa nebulosa se acerca a mí y me acaricia el rostro. No puedo sentir su tacto, pero observo el movimiento. Sé que me esta acariciando.

    Un movimiento sacude el vagón y todo desaparece. Vuelvo al mundo real, y me arrepiento. Me gusta hundirme en mi propia demencia y no en la de los demás.

    El ferrocarril se detiene, tomó mi charango y camino hasta una ventana. Observo para todos lados tratando de que nadie me descubra. Al verificar que el perímetro esta limpio, creo mi propio mundo de película de acción, y salto de la ventana. Caigo de rodillas en las vías. Me agacho para esconderme entre los grandes paredones y corro sin que nadie se percate de mi presencia.

    Entonces, cuando llego al túnel y veo las luces de otro ferrocarril frente a mí, me rió y sigo caminando hacía él.

    Tomo lo último que me queda de marihuana para poder visualizar a esa alma sin figura de humo blanco.

    Estoy felizmente perdido en mi demencia. A la distancia logró verla.

    Escucho a los lejos la bocina del ferrocarril, y después un rápido dolor, mis ojos se cierran y la oscuridad me invade.

    En minutos la felicidad vuelve a mí. Me invade una euforia insoportable, y luego siento una caricia.

    Abro los ojos y me encuentro con esa nebulosa, pero ahora no sólo la veo sino que la siento. Sonrió y me aferro a mi demencia. Sin duda, la mejor escapatoria a todas las demás.

    La mía.
    avatar
    Shika

    ~TheDarkHeiress~
    Entró el : 02/12/2009
    Mensajes : 125
    Edad : 25
    Femenino 'n_n

    Re: Relatos de Luchy Rct

    Mensaje por Shika el Lun Feb 15, 2010 12:03 pm

    Esto lo hiciste para un concurso no?? Sip, me acuerdo ^^
    Está bueno =)


    _________________




    avatar
    Luchy Rct

    Vivir, no solo existir.


    Entró el : 10/02/2010
    Mensajes : 28
    Edad : 25
    Femenino xP

    Esclava del Dragón.

    Mensaje por Luchy Rct el Miér Feb 17, 2010 12:28 am



    Esclava del Dragón.

    Prisionera de mitos clásicos, me doblo por el dolor. Deseo salir de este calvario, busco la manera de encontrar salida en la cima de la torre. ¿Pero la hay? ¿Por dónde entran los príncipes cuando van a rescatar a su princesa?

    No hay explicación. ¡Malditos cuentos de hadas donde la magia arregla los problemas! ¿Tendría que buscar en mi corazón la niña que guardo y creer en las hadas, como dice Peter Pan? ¡Pero si él no sabe nada! Sería simple ser niño para siempre, no habría preocupaciones más que los deberes de la escuela. Quizás no estaría encerrada en mi propia torre esclavizada por una criatura mitológica.

    ¡Mierda me confundí de genero! Si hubiera elegido los cuentos de hadas en vez de la mitología estaría en brazos de mi príncipe azul con un final de felices por siempre. Pero no, claro que no. Siempre hacía todo al revés, me había metido en la historia equivocada a sabiendas que los mitos casi nunca tienen un buen final.

    Me había cansado ¡Oh, si! Quería cambiar mi historia a la de hadas. Quería ser una hermosa princesa llena de lujos que no tiene que preocuparse por si las cuentas alcanzan o por el acné de la adolescencia. Quiero dejar de ser manejada por un dragón que sólo da ordenes, quiero huir del abismo al que sola me até.

    Planeé cuidadosamente mi escape. Sería algo sencillo, debía acabar con el dragón, cambiar de pagina y despertar por el beso de un hombre millonario en medio de un cuento de fantasía. No era difícil.

    Preparé mis armas, recuperaría mi corazón y sacaría de mis entrañas el fuego que me estaba matando. Derrumbaré el muro con mi voz, dejaré claros mis puntos y haré lo que me guste. ¡Sería libre de buscar un nuevo jefe!

    Con lo que no conté, fue que de camino al trabajo, los vampiros de la historia clavaran sus colmillos en mí en nombre del dragón. Mis ojos conocieron el dolor, y rápidamente entendí todo. No era un cuento mitológico. No, no. Era un cuento de terror, con seres de la noche que bebían tu sangre hasta matarte.

    Fue tarde cuando lo entendí. Estaba debajo de un auto, mi cuerpo perdía sangre sin parar. Entonces pensé en el dragón, que me protegía de las demás criaturas malvadas. Pensé que como me había ayudado a salir de mi pozo sin fondo al darme empleo, aunque sólo fuera siendo su esclava. ¿Pero no eramos todos esclavos de un ser superior?

    Jamás lo sabría, porque este cuento de terror ya no tenía fin. Por una acción tonta, por haber estado pensando en mi forma de renuncia durante todo el camino, había olvidad como cruzar el semáforo.

    Y lo supe. Supe que la realidad supera a la ficción.

    -

    Sí, el anterior fue para un actividad Smile

    Hasta el crepúsculo...
    avatar
    Luchy Rct

    Vivir, no solo existir.


    Entró el : 10/02/2010
    Mensajes : 28
    Edad : 25
    Femenino xP

    Cosa pequeñas que marcan la vida

    Mensaje por Luchy Rct el Vie Feb 26, 2010 8:30 pm


    ¿Qué pasaría si cuando al fin te desdieras por algo, te lo arrebataran sin compasión?

    Ella estaba dispuesta a hundirse socialmente por escapar con un obrero. Se había entregado a él incluso antes del matrimonio. Lo amaba. Era simple y conciso, sin vueltas. No le importaba renunciar a todo por lo que había luchado por años. Él valía mucho más que ello, aunque no pudiera ofrecerle ni la mitad de a lo que estaba acostumbrada.

    Pero por desgracia los finales felices son ajenos a la realidad, pero ella no lo sabía. Siempre había sido una princesa y no esperaba que la situación cambiará de repente.

    En toda película hay un villano. El acto más desleal fue que la persona que la llevo a la muerte haya sido su prometido.

    Y a segundos de desaparecer del mundo real lo entendió todo. Comprendió como había sido tan trivial hasta que su verdadero amor había llegado. Supo que a pesar de todo, moriría habiendo tomado la decisión correcta.

    Él la vengaría, ella sabía que descubriría el culpable de haberlos separado. Estaba segura que lo haría suplicar por su muerte, porque él no perdonaría jamás que la hubieran violado y llevado a la muerte para tan sólo separla de su felicidad.

    Confiando en sus cavilaciones, soltó su último suspiro.

    -Te amo.

    Porque todos sabemos que no existen los finales de cuentos.

    avatar
    Luchy Rct

    Vivir, no solo existir.


    Entró el : 10/02/2010
    Mensajes : 28
    Edad : 25
    Femenino xP

    Re: Relatos de Luchy Rct

    Mensaje por Luchy Rct el Lun Mar 08, 2010 8:24 pm

    Life Will Go On


    Decir adiós sabiendo que este es el fin es algo duro. El saber que los sueños cariñosos y los recuerdos de esos amores demasiado dulces no volverán.

    Seca las lágrimas de tus ojos, princesa. Este no es el fin de todo, sólo de este amor marchito. Te juro, cariño, que la vida seguirá. Porque aunque no nos agrade el tiempo no se detiene, pero a veces parece hacerlo.

    A veces se piensa que habrá otra oportunidad para salvar este amor, pero es una tarea inalcanzable, es imposible. Nuestro amor ya se ha enterrado, este es el fin del romance.

    Los corazones se han quebrado, pero son fuertes y continúan con su camino, jamás detienen su andar.

    Llego la hora de enfrentar al mundo por sí mismo.

    No puedo mentirte, habrá veces que los cielos parecerán oscuros, pero siempre es azul. A pesar de que muchas veces no lo creemos. Siempre pienso en él y recuerdo como estabas en mis brazos, anhelo esa sensación de satisfacción.

    Prometo que caminaré cerca de ti para no perderte, pero al mismo tiempo tengo que pensar que la vida continua, y que mi corazón necesita pronto un remedio para sanar este dolor.

    Sé que el tuyo se encuentra en este mismo estado, que quizás tardes más en recuperarte. Pero debemos entender que aunque nos amemos con intensidad sabemos que no podemos estar juntos, porque la traición no es algo que podamos perdonar fácilmente ni borrar.

    Ahora sí, lo único que puedo asegurarte es que la vida sigue y nosotros nos movemos con ella, siguiendo su mandato.

    La vida continuara, siempre...

    -
    Relato echo para un concurso a base de una canción.

    Aunque gané el concurso, no es una de mis cosas favoritas. Pero en fin, espero que les guste.

    Hasta el crepúsculo...
    avatar
    Luchy Rct

    Vivir, no solo existir.


    Entró el : 10/02/2010
    Mensajes : 28
    Edad : 25
    Femenino xP

    Re: Relatos de Luchy Rct

    Mensaje por Luchy Rct el Vie Mar 19, 2010 6:56 pm

    Hay una cierto placer en la locura, que sólo el loco conoce.

    Plablo Neruda.



    La música se retumbaba en las paredes del cuarto de baño, así como los golpes de las personas que se tambaleaban y caían sobre la vieja puerta de madera.
    Sebastian estaba encerrado en ese pequeño y claustrofóbico toilette, recostado en el suelo en posición fetal. Nada en esa noche había salido como él esperaba.
    La fiesta era un completo descontrol donde el alcohol y la droga manejaban a los invitados. Él no era la excepción. Aunque había una diferencia entre los demás y él. Sebastian estaba convencido de que su razón era suficiente como para caer en tal estado deplorable. O al menos de eso intentaba convencerse, para al menos tener una excusa de su comportamiento.
    Abrazó sus piernas y su cuerpo tembló por el frío. Ya no había alcohol en su sistema, pero la droga seguía allí apoderándose de su demencia, buscando un hueco para enloquecerlo.
    Sebastian se dejo manejar por el veneno, recordando que era lo que lo había llevado a allí. Rememoro el momento, en el que hacía tan sólo dos horas atrás, había encontrado a su novia en la cama de su mejor amigo. Lloró, sabiendo que nadie vería lo patético que se sentía en esos momentos. Se sentía destrozado, traicionado y lleno de odio hacía las personas que hasta hacía poco pensaba querer.
    Se puso de pie, riéndose sólo y llevando su fuerza al límite. Saco el paquetito de polvo blanco que llevaba en el bolsillo y se lo aspiro por la nariz antes de salir de su escondite. Ni siquiera se fijo en el espejo como estaba su aspecto, ya no le importaba nada.
    Su cabeza se tambaleaba y creaba imágenes sin sentido, como si fueran dibujos animados.
    Camino por entre la multitud mientras creía hablar con sus nuevos amigos caricaturescos. Las personas no se sorprendían al verlo hablar sólo y disfrutar de ellos, la mayoría de ellas estaban en su misma situación.
    Sebastian llego al jardín de la pequeña casa en donde se estaba llevando a cabo la fiesta. Miro la piscina con gracia y quiso, repentinamente, poder nadar en ella y disfrutar de la relajación que el agua le podría proporcionar a su cuerpo. A pesar de sus deseos, sus pies así no lo quisieron. Cayó al suelo como a 10 pasos de su objetivo.
    Varias personas se rieron de él. Sebastian al principio se molesto, pero luego se rió con ellos sobre su estado.
    Se sentó de forma que pudiera calcular la distancia de la última planta de la casa con la piscina. Una repentina ola de adrenalina lo invadió y pidió un consejo a sus imaginarios amigos.
    Jugo con ellos alrededor de las personas, sólo ante las mirada de los demás, pero muy bien acompañado para él. Corrió, lloró, saltó y hasta se peleo con ellos.
    Cuando decidió que ya se había cansado demasiado, emprendió su camino hacía la casa. Volvió a sacar un poco de su polvo adictivo, y aspiro de él. Luego, ya en el pie de las escaleras, le quito el vaso de la mano a una muchacha que estaba tirada allí, dormida. No le importo que era, y de un trago lo bebió. Era una bebida fuerte y le ardió la garganta, pero no le importo. Ese líquido le había dado las pocas fuerzas que le faltaban para cometer su acto de locura.
    En el pasillo intercepto a su ex – novia, que lloraba desolada. Sonrió con altura y se acerco a ella. Nada pasaba por su mente cuando toco el hombro de la muchacha. La chica elevo sus claros ojos y lo miro con dolor. Balbuceo palabras que él no comprendió y, cuando ella salto a sus brazos, no supo que lo impulso a correspondérselo. Quizás era el hecho de que no sabía lo que hacía, o que al fin y al cabo él la seguía amando… La verdad es que Sebastian no tenía ni idea del porque la consolaba.
    Mientras la abrazaba seguía pensando en su próxima aventura. Las imágenes de él en la piscina se repetían como una película.
    Sintió que su cuerpo no podía soportar más esa adrenalina, por lo que sin previo aviso, se levanto dejando caer a la muchacha que se estaba apoyando en él.
    Su ex – novia lo miro con preocupación y cuando noto que sus ojos estaban desorbitados, se asusto.
    Sebastian volvió a caminar en dirección a la habitación cuyo balcón daba al jardín. No le importo el hecho de que lo estuvieran siguiendo, más bien no le importaba nada más que su instinto.
    Entro a la habitación, donde una pareja se revolcaba sin vergüenza sobre la cama desconocida. Ni siguiera les dirigió una mirada y salió al balcón.
    Sonrió y grito de felicidad cuando vio la distancia de la que estaba de la pileta. Todas las personas que estaban en el jardín pusieron su atención en él.
    Se quito la camisa sin problemas y luego los zapatos. Lanzo a lo lejos su billetera y su móvil, para más tarde despojarse también de su pantalón quedando sólo en boxers. La gente lo aplaudió, instándolo a llevar a cabo su demente plan.
    De entre las aclamación escucho una voz, que provenía de detrás de él, que le estaba gritando. No era como los demás gritos, este estaba desesperado. Él reconocía esa voz.
    Gruño cuando lo agarraron del brazo. Sintió una descarga que había dado la identidad de la persona. La única que podía provocar aquello era ella. Su ex – novia.
    Se soltó con brusquedad y giró a enfrentarla.
    ¿Pero quién se creía? ¿Quién era ella para impedirle llevar a cabo sus deseos, si ella los había satisfecho sin importarle sus sentimientos?, se pregunto con furia.
    Le dedico una fulminante mirada que la hizo retroceder. Le sonrió de forma sádica y volvió a concentrarse en su cometido.
    Se subió a la baranda, un trabajo que le resulto bastante difícil teniendo en cuenta su estado. Se paro de forma inestable y alzo los brazos al cielo. Se sentía todopoderoso. La gente festejaba su cometido y eso lo incitaban cada vez más. De hecho hasta las personas de la habitación, que anteriormente se estaban revolcando, pararon para poder verlo con atención.
    La fiesta se había detenido por él. Sin duda Sebastian tenían el poder.
    Grito unas palabras que ni él supo el significado. Luego se despidió de sus amigos, que poco a poco se iban esfumando.
    Y sin más, salto.
    Preso del gozo, grito de emoción antes de estamparse contra el agua. Escuchaba a lo lejos los aplausos.
    No le importo el golpe en la cabeza, ni el dolor, ni como poco a poco iba perdiendo el conocimiento. Sin duda no le importaba nada.
    Mientras podía él siguió riéndose.
    Vio una luz a lo lejos donde sus amigos de caricaturas lo saludaban. Sebastian se frustro cuando quiso devolverle el saludo.
    Y así, preso de la locura, no sé entero cuando perdió por completo la conciencia para formar parte de otro mundo.





    Este relato lo escribí para un concurso que nunca se cerro, así que vamos a colgarlo Smile

    Hasta el crepúsculo...

    Contenido patrocinado

    Re: Relatos de Luchy Rct

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Jue Oct 19, 2017 6:46 pm